Tres periodistas desafían a Putin en las presidenciales

Las tres mujeres que han decidido desafiar al presidente ruso, Vladímir Putin, en las elecciones presidenciales de marzo tienen una cosa en común: son periodistas y están vinculadas con la televisión.
“No soy un político, soy una periodista que sabe que la situación en su país es injusta”, afirmó Ksenia Sobchak, la más popular de las tres candidatas en liza, en una entrevista con la BBC.
Desde la caída de la URSS sólo dos mujeres, Ella Pamfílova, actual presidenta de la Comisión Electoral Central, y la política liberal Irina Jakamada, han postulado su candidatura al Kremlin, aunque con desigual suerte, ya que la primera logró un exiguo 1 % de los votos en el año 2000 y la segunda un 3,9 % en 2004.
Nadie lo volvió a intentar, aunque en los últimos años la alta política rusa ha dejado de ser “terra incógnita” para las mujeres, ya que Putin, que es acusado a menudo de pecar de machismo trasnochado, ha promovido a varias de ellas a cargos de responsabilidad en la Administración.
“En la Rusia actual la cualidad que necesitas para desafiar a Putin y cambiar las cosas es ser valiente”, asegura Sobchak, de 36 años.

 

Hija del antiguo alcalde de San Petersburgo, Anatoli Sobchak, padrino político del jefe del Kremlin, a Ksenia nunca le han faltado ni descaro ni agallas, especialmente desde que se embarcara en el mundo de la televisión basura.

Sobchak labró su popularidad al presentar durante ocho años (2004-2012) el programa “Dom-2”, el “reality show” más longevo de la televisión mundial, principal motivo por el que tiene problemas para que se la tomen en serio.

Las encuestas dicen que Sobchak cuenta con una intención de voto del 10 %, aunque es verdad que su índice de desaprobación rebasa el 50 %, cuando ni siquiera ha comenzado oficialmente la campaña.

Y es que muchos consideran que, aunque ha prometido fundar un partido tras las presidenciales, las elecciones no son más que una operación de relaciones públicas, mientras otros creen que es una agente del Kremlin cuyo objetivo sería torpedear a la oposición radical./GV-AFP

No Comment

Comments are closed.